fbpx

Es súper importante ser cuidadosos con el uso y mantenimiento de los audífonos durante las vacaciones. Sea en la playa, la pileta o, incluso, en la montaña. De hecho, la altitud y el cambio de presión son factores a tener en cuenta.

Sabemos que el verano es la época perfecta para disfrutar del aire libre pero la combinación de sol, agua (en especial si es salada) y arena puede ser fatal para nuestros audífonos.

Sabías que … el calor, la humedad y la arena pueden aumentar en un 30% los daños de un audífono.

En estos casos, lo mejor siempre es dejar los audífonos en casa así no nos arriesgamos a exponerlos pero esto no siempre es posible. Sobre todo, cuando queremos disfrutar de una charla frente al mar, de jugar con los nietos o de sentir el ir y venir de las olas. En esos casos, hay que tomar ciertos recaudos y ser más cuidadosos.

¿Cómo cuidar los audífonos durante las vacaciones?

Es muy importante proteger los audífonos mientras estén en tus oídos. Evitando las salpicaduras de agua, el contacto con el protector solar y las ráfagas de viento que pueden levantar arena.

Por supuesto, recordá quitarte los audífonos antes de meterte al agua. Esto es fundamental.

Quitarse los audífonos puede ser delicado. Hay que evitar que se caigan al suelo, sobre todo si estás en la playa y pueden llenarse de arena. Lo mejor es quitarlos sobre una toalla limpia mientras estás sentado.

Para guardarlos, una buena opción llevar en el bolso el estuche del audífono. Es el sitio adecuado y donde mejor protegido puede estar.

Procurá guardar el estuche a la sombra y, si es un posible, en un sitio más fresco. La exposición al sol y el calor pueda afectar el correcto funcionamiento del aparato.

A su vez, es muy importante guardar los audífonos secos. En este punto la humedad es un factor clave. Procurá secarlos bien y limpiarlos con alguna toallita de manos antes de guardarlos.

Parece un detalle menor, pero las pilas son importantes. Llevá stock de repuesto ya que no siempre es fácil y accesible conseguirlas.

Cuidados y mantenimiento

Es importante limpiar el polvo, cerumen, suciedad, aceite y otros residuos que puedan bloquear los sonidos entrantes o dañar los componentes de tus audífonos.

Por último, te compartimos algunos consejos simples y básicos para tener en cuenta en tu día a día

Lo que si tenés que hacer:

·       Limpiar tus audífonos diariamente con un paño suave y seco o con las herramientas de limpieza adecuadas.

·       Limpiar tus audífonos de forma profesional con regularidad.

·       Guardar tus audífonos en un deshumidificador o en un lugar fresco y seco con el portapilas abierto.

·       Guardar los audífonos lejos de fuentes de calor y la luz solar directa.

·       Protección de tus audífonos contra la transpiración, los aceites, el spray capilar, los perfumes y los productos para el cabello.

·       Apagar los audífonos cuando no estén en uso y retirar la pila si no se utilizan durante un período de tiempo más largo.

Lo que no tenés que hacer:

·       Limpiar los audífonos con herramientas no suministradas.

·       Reparar los audífonos vos mismo.

·       Exponer tus audífonos a la humedad.

·       Exponer tus audífonos a calor excesivo.

·       Usar sus audífonos durante su rutina de higiene.

·       Olvidar tu visitar con un profesional para un mantenimiento de rutina.

¿A vos también te gustaría escuchar mejor? Estamos acá para ayudarte.
Solicitá una evaluación sin cargo.