fbpx

Mujer mano rompiendo cigarrillo Foto gratis

 

De los muchos efectos adversos que tiene el tabaco en el organismo ¿sabías que su consumo prolongado tiene un impacto altamente negativo en el aparato auditivo? El tabaquismo es uno de los hábitos que más incrementan las posibilidades de pérdida de la audición.

 

El tabaco y su efecto en el aparato auditivo, ¿capaz de provocar pérdida de audición?

El daño auditivo está altamente vinculado con el deterioro del riego sanguíneo ocasionado por el consumo prolongado del tabaco. La mala irrigación perjudica, además, el nivel de oxígeno necesario para el funcionamiento adecuado de los órganos auditivos, lo que a largo plazo deriva en la pérdida permanente de la audición.

Se ha comprobado incluso, que el consumo de tabaco está relacionado con la aparición de acúfenos, así como también de más de 700.000 tipos de infecciones del oído medio. Este problema no afecta no solo a los fumadores activos, sino también a aquellos denominados «fumadores pasivos«, quienes tras la exposición prolongada al humo del cigarrillo podrían verse afectados igualmente que los primeros.

 

¿Qué otros factores influyen de manera negativa en la salud auditiva?

La exposición a ruidos fuertes o infecciones reiteradas en el oído, así como la herencia genética, podrían mencionarse como algunos de los factores que influyen en la pérdida de la audición. No obstante, hábitos como el consumo de tabaco, elevan alrededor de un 60% las probabilidades de padecer afecciones auditivas de todo tipo, las que podrían dar paso a la sordera permanente.

Creemos importante indicar que resulta de vital importancia poner en práctica medidas de prevención y la revisión médica periódica para gozar de buena salud auditiva.

 

No se trata de un problema que solo afecta a las personas mayores

Son varios los estudios que han determinado el efecto nocivo del humo del tabaco en jóvenes y adolescentes, teniendo en cuenta los antecedentes médicos de familiares, así como también la determinación del nivel de exposición al humo de tabaco.

Los resultados arrojados establecen una comparativa, donde los datos desfavorecedores indican que los jóvenes expuestos a humo de tabaco presentan niveles más elevados de pérdida auditiva, en comparación con jóvenes no fumadores y sin exposición alguna al cigarro.

 

¿Qué debo hacer si percibo que mi salud auditiva se ha visto perjudicada?

Si notás que dificultades para mantener conversaciones o que tu capacidad para escuchar está reducida, quizás sea el momento de verificar si necesitás de algún tratamiento especial, como el uso de audífonos, los que te ayudarán a recuperar tu audición permitiéndote desenvolverte con naturalidad en tu entorno.

Los audífonos son un pequeño y discreto dispositivo que se encuentra equipado con un amplificador, un altavoz y un micrófono. En la actualidad te podés encontrar con los siguientes tipos:

  • Audífono retroauricular.
  • Audífono oído abierto.
  • Audífono intracanal.
  • Audífono intraauricular.
  • Audífono intracanal interno.

La principal ventaja del uso de audífonos es la recuperación del sentido auditivo, lo que se traduce en el mejoramiento de la calidad de vida. Para hacer uso de ellos,  deberás consultar con tu audioprotesista quien te indicará cuál se adecúa a tus requerimientos y lo adaptará gradualmente según tus necesidades.

Toda la información de este artículo se encuentra basada en los estudios publicados en Nicotine & Tobacco Research y podés leer más si deseas conocer todo lo relacionado.