La pérdida auditiva puede ser algo que se produce repentinamente si está expuesto a un sonido fuerte o a una explosión. También puede producirse lentamente durante un largo período de tiempo, como suele ocurrir en la pérdida auditiva relacionada con la edad. Comprender la pérdida auditiva es un primer paso importante para hacer algo al respecto.

¿Qué es la pérdida auditiva?

La pérdida auditiva significa que usted ha perdido la capacidad de escuchar ciertos sonidos.  Tal vez ya no pueda oír tonos agudos, como las voces de mujeres o niños. O tal vez no pueda elegir una sola voz si hay mucha conversación en segundo plano.

A veces la pérdida auditiva es temporal, como un zumbido en los oídos después de un concierto ruidoso. La mayoría de las veces es permanente porque los mecanismos que le ayudan a oír han sido dañados.

Niveles de pérdida auditiva

La pérdida auditiva puede dividirse en cuatro categorías dependiendo del nivel de pérdida*: leve, moderada, grave y profunda. Vea el vídeo para entender mejor estos cuatro niveles.

*Organización Mundial de la Salud, 2016

¿Qué es un audiograma?

Cuando su especialista describe su pérdida auditiva, siempre se referirá a la gravedad de la pérdida y a su «configuración», es decir, a los tonos o frecuencias que usted no puede oír.

Estos tonos se colocarán en un gráfico llamado audiograma.

Un audiograma muestra qué frecuencias puede oír y a qué volumen. El audiograma ofrece al audioprotesista una buena idea de la gravedad de su pérdida auditiva y le ayuda a elegir la mejor opción de tratamiento.