Los audífonos pueden tener un impacto significativo en su calidad de vida, pero no sucede de la noche a la mañana. Puede tardar hasta seis meses en acostumbrarse a los sonidos recién recuperados, pero estos consejos pueden ayudarle a adaptarse cuando sea novato con los audífonos.

5 consejos que le ayudarán a adaptarse a sus nuevos audífonos

1. Tener expectativas realistas
Los audífonos le ayudarán a oír mejor, pero no le darán una audición perfecta ni restaurarán la audición que tenía antes.

2. Practicar con los sonidos.
Los sonidos pueden parecer demasiado fuertes o abrumadores al principio, pero con la práctica aprenderá a concentrarse en los sonidos que desea oír. Use sus nuevos audífonos tanto como sea posible, especialmente en nuevos entornos auditivos, para reconocer mejor los sonidos y aprender qué ajustes de los audífonos le funcionan mejor en diferentes situaciones.

3. Ser paciente
Su cerebro necesita tiempo para familiarizarse con el habla y los sonidos ambientales que antes no podía oír. Es un proceso que requiere constancia y compromiso, pero el beneficio de una mejor audición vale la pena.

4. Rest.
Debe aumentar gradualmente el tiempo que lleva puestos los audífonos hasta poder usarlos todo el día. El período de ajuste puede ser agotador, así que asegúrese de descansar también.

5. Audioprotesista
Hágale saber si tiene problemas de audición o si siente algún dolor o incomodidad, para que adapte sus audífonos.

Cuidados y mantenimiento

Es importante limpiar el polvo, el cerumen, la suciedad, el aceite y otros residuos que puedan bloquear los sonidos entrantes o dañar los componentes de sus nuevos audífonos. Si es novato con los audífonos, es una buena idea leer atentamente las instrucciones de limpieza de su dispositivo o consultar con un profesional de la audición. También puede consultar nuestra página de Mantenimiento y solución de problemas para obtener ayuda con sus audífonos ReSound.

 

  • Limpie sus audífonos diariamente con un paño suave y seco o con las herramientas de limpieza adecuadas.
  • Limpie sus audífonos de forma profesional con regularidad.
  • Guarde sus audífonos en un deshumidificador o en un lugar fresco y seco con el portapilas abierto.
  • Guarde los audífonos lejos de fuentes de calor y la luz solar directa.
  • Proteja sus audífonos contra la transpiración, los aceites, el spray capilar, los perfumes y los productos para el cabello.
  • Apague los audífonos cuando no estén en uso y retire la pila si no se utilizan durante un período de tiempo más largo.

No

  • Limpie los audífonos con herramientas no suministradas.
  • Repare los audífonos usted mismo.
  • Exponga sus audífonos a la humedad.
  • Exponga sus audífonos a calor excesivo.
  • Use sus audífonos durante su rutina de higiene.
  • Olvide de visitar a su audioprotesista para un mantenimiento de rutina.